Noticias

Uso del mobile learning en la formación de personas

22 Junio 2015

¿Qué es el Mobile Learning?         Ingrese a nuestra Promoción aquí
 
Hoy en día, en un mundo del trabajo altamente tecnologizado, cambiante y con grandes desafíos en torno a la calificación de los trabajadores respecto a las competencias transversales y laborales necesarias para su máximo desempeño, el Mobile Learning aparece como una innovadora herramienta para la educación continua de trabajadores en pos de disminuir las brechas anteriormente señaladas.
 
Específicamente, el Mobile Learning (M-Learning o Aprendizaje Móvil en Español) es un concepto relativamente nuevo que apareció como tal en Estados Unidos a fines de la década de los 90 y en Europa a comienzos del siglo XXI. Si bien existen varias definiciones al respecto, este hace referencia a un conjunto de prácticas y metodologías de enseñanza y aprendizaje las que son desarrolladas a través de dispositivos móviles con conectividad inalámbrica (Mariano, 2008). Esto conlleva entonces la posibilidad de trasladar la experiencia educativa a cualquier espacio, momento y situación, en la medida que el sujeto puede hacer uso de su dispositivo móvil libre y voluntariamente. Para algunos entendidos, este corresponde a una adaptación del e-learning llevado al plano de los dispositivos móviles, pudiendo ser estos teléfonos, tabletas, MP3/MP4 u otro dispositivo similar.
 
En el caso particular de lo que se conoce como “Aprendizaje Móvil vía Smart Phones” o “Aprende Móvil”, nos referimos a un conjunto de contenidos entregados en el formato de cápsulas de información educativas que refuerzan los conocimientos de los colaboradores o trabajadores, permitiendo una capacitación continua y una evaluación medible desde el teléfono móvil. Cada cápsula en promedio contiene no más de siete diapositivas y una breve evaluación al final, las que son descargadas en el aparato móvil del trabajador, pudiendo ser leídas y contestadas cuando éste lo estime más conveniente. Por otro lado, el Mobile Learning hace disponible la información que se requiere de acuerdo a segmentos particulares, ya que permite el diseño y entrega de distintas cápsulas según distintos grupos de usuarios, gestionando la efectividad del mensaje y midiendo el grado de progreso y resultado de las capacitaciones. Esto es gracias a que quien administra el sistema desde la organización tiene la posibilidad de diseñar o externalizar con un organismo experto el diseño de las cápsulas requeridas, pudiendo además monitorear el proceso a través de un sistema de notificaciones o accediendo a un completo panel de reportes y estadísticas en cuanto al estado de avance de cada usuario y sus calificaciones.
 
Por ende, en el contexto de las organizaciones el Mobile Learning constituye tanto un nuevo canal de comunicación como una herramienta de aprendizaje que viene a fortalecer las estrategias de capacitación hasta ahora desarrolladas. De este modo, esta metodología aprovecha la inmediatez y la accesibilidad en la entrega de información actualizada a la que puede acceder el usuario cada vez que lo necesite, pues los contenidos una vez descargados, son almacenados en el dispositivo móvil hasta que el trabajador cese de trabajar en dicha organización.
 
De este modo, el Mobile Learning ha resultado ser una excelente herramienta particularmente ventajosa para aquellos trabajadores con una elevada movilidad o que por razones geográficas o de contexto, requieren de información actualizada e inmediata en sus teléfonos móviles para mejorar su desempeño. Por ejemplo, aquellos empleados que se incorporan a una nueva empresa y requieren de información en el marco de su inducción, o aquellos que requieren disponer de información detallada y actualizada de productos y servicios para su fuerza de ventas, o sencillamente quienes no disponen de acceso a un computador con  conexión a internet, etc. Lo mismo sucede en aquellos casos en que una empresa tiene una operación en terreno a gran escala y es necesario lanzar un nuevo programa, proyecto o producto dentro de su organización, pero que por limitaciones geográficas o físicas no pueden hacerlo de una forma rápida y económica.
 
Si siempre se ha dicho que la educación presencial es la más efectiva ¿Por qué habría de invertir en este tipo de enseñanza/aprendizaje?
 
Si bien no se pueden negar los positivos beneficios de la educación cara a cara (fomento de la responsabilidad ante la necesidad de adaptarse a horarios establecidos, riqueza de la interacción humana con pares y educadores, uso de variados canales de información sensorial, posibilidad de retroalimentación inmediata, etc.), el Mobile Learning goza de gran adherencia dentro de sus defensores. Dentro de las principales ventajas que se le adjudican están: menores costos de implementación, globalización del proceso educativo en la medida que puede ser llevado a cabo a distancia desde y hacia cualquier parte del mundo,  con la única condición que el usuario tenga acceso a señal de celular (incluso si fuese por tiempo limitado), eliminación de los tiempos de traslado, acceso continuo e inmediato a la información con flexibilidad horaria, lo que repercute en una mayor compatibilidad con otras tareas y responsabilidades de la vida diaria del educando, etc. De esta manera, el Mobile Learning es una excelente alternativa para promover la formación continua sin las limitaciones que conlleva el formato presencial, y por su economía maximiza el retorno de la inversión.
 
Cabe señalar que no es necesario contraponer estos dos tipos de enseñanza como categorías antagónicas, ya que es posible compatibilizar y potenciar su uso de manera conjunta. Es así como el Mobile Learning puede ser usado como complemento de un curso presencial y viceversa. En este sentido, al igual que todo proceso formativo llevado a cabo en el formato tradicional de capacitación, las cápsulas de contenidos deben ser interactivas, variadas en cuanto a la incorporación de distintos canales de comunicación, amigables en su diseño, y con un ajustado grado de dificultad acorde al contexto en que serán administradas, sin descuidar el proceso evaluativo de lo aprendido.
 
A pesar de lo anterior, el uso exitoso del Mobile Learning como estrategia formativa efectiva dentro de una organización requiere de una serie de condiciones para poder sacar el máximo provecho a esta herramienta que la tecnología nos ofrece hoy en día en el marco de la formación de personas.
 
Por lo tanto ¿Qué condiciones son necesarias para su implementación dentro de mi organización?
 
Al igual que cualquier otra TIC, esta requiere de una correcta alfabetización respecto de su uso y alcances, siendo siempre  necesario gestionar su implementación dentro de la organización. Respecto de este punto, es vital gestionar la introducción de esta herramienta siguiendo los mismos lineamientos necesarios en todo proceso de gestión del cambio o de cambio cultural, ya que es natural que suscite resistencia a su uso, especialmente si no se le valida como una herramienta eficaz que facilitará y le otorgará valor al proceso de formación. En este contexto, es natural que surjan preguntas o comentarios tales como: No tengo tiempo para este tipo de exigencias extras, ¿Qué pasa si no quiero capacitarme de esta manera?, ¿Se verá reflejado en mi próxima evaluación del desempeño?, ¿Por qué tengo que usar mi propio celular para temas del trabajo?, y así un sin número de preguntas son comunes de escuchar como parte del todo proceso que busca incorporar una nueva tecnología al lugar de trabajo. He ahí la importancia de no solo capacitar, sino también de sensibilizar a través de diversos medios acerca de su uso, ventajas y pasos para implementación.
 
Por lo tanto, es fundamental promover que el trabajador dedique tiempo a su formación a través de este medio, lo que conlleva romper con el clásico paradigma que señala que el trabajador debe ser capacitado dentro de su jornada de trabajo porque es parte de sus deberes. En este sentido, el Mobile Learning rompe con la barrera temporal de acceso a capacitación y establece implícitamente que los contenidos abordados en cada cápsula de formación son de interés del trabajador, en la medida que estos le aportan y le agregan valor a su quehacer profesional, mejorando su empleabilidad.  De este modo, es clave que el trabajador sienta que los contenidos de cada cápsula educativa dialogan con sus necesidades reales de aprendizaje, que cuenta con los recursos y el espacio para poner práctica lo aprendido y que tanto sus pares como sus supervisores pueden dar cuenta de estos aprendizajes, dando retroalimentación constante a ese proceso y viéndose reflejado en su desempeño.